Ideas para Lograr el Tan Ansiado Relax en Una Casa de Campo

Índice del artículo - Haz Click Aquí para Verlo >>

No basta con estar clavados en el medio de la naturaleza. Debe ser una estructura diseñada y decorada para que las energías fluyan correctamente y así lograr la calma y paz que se persiguen. Los principios del Feng Shui son los apropiados para hacer de esta estancia el ambiente perfecto

Hay quienes en algún momento de sus vidas deciden dar un cambio radical. Cansados del bullicio citadino, muchos consideran la opción de mudarse al campo bien sea definitivamente o por largas temporadas, por lo que deben emprender el camino de adquirir la casa ideal.

Unos la construirán de cero, otros buscarán entre algunas que estén venta para luego adaptarla a sus gustos y necesidades.

Lo cierto es que una vivienda en zona rural tiene características muy diferentes a las que predominan en áreas urbanas, empezando por los materiales con los que están construidas que buscan una armonía con el entorno natural y tener toda la calidez necesaria para crear un ambiente lo más acogedor posible.

En este sentido, son dignas de mencionar las casas de madera y piedra, que por lo general son materiales propios de la zona que son sencillos, pero también bastante funcionales, aportan este toque rústico y a la vez muy natural, que se requiere en este tipo de construcciones.

Para las buenas energías

Uno de los propósitos de instalarse en una casa de campo, dejando atrás todo el ajetreo de las grandes urbes, es vivir con paz y tranquilidad, un equilibrio al que se puede llegar estando en contacto con la naturaleza.

El hecho de que la vivienda esté ubicada en una hermosa colina, rodeada de verdor y con el cantar de los pájaros como sonido principal, no es lo único que necesitaremos para lograr la tan ansiada paz y calma.

La casa debe tener un diseño y una decoración orientados a crear un ambiente cálido y tranquilo, sin duda el objetivo que impulsó este cambio de vida, esto puede lograrse con más precisión si la casa fue construida a la manera de su propietario, sin embargo, adquirirla ya edificada no es una limitante porque se puede ajustar.

El Feng Shui es una filosofía milenaria china que bien puede ser la guía para disponer de los espacios y elementos en una casa de campo con el fin de que las energías fluyan de la mejor manera en el hogar. Uno de sus principios es el equilibrio de las energías positivas y negativas, y esto se logra según se ubiquen los elementos en los espacios.

Una de las acciones principales que se deben ejecutar es eliminar los objetos que no se necesitan y limpiar, ya que esto garantiza que las buenas vibraciones circulen correctamente. Mesas, repisas y encimeras deben tener sólo lo necesario, ya que la mucha información que produce un espacio no despejado genera colapso.

Un área importante de la casa es el recibidor, porque es el que da la bienvenida a propios y extraños. Debe ser amplio y luminoso y contar con objetos que hagan sentir bien.

Según el Feng Shui, en el hogar deben fluir cinco elementos naturales: fuego, madera, agua, tierra y meta. Se deben colocar agrupados los elementos decorativos y utilitarios elaborados con estos materiales.

En lo que respecta al agua, esta puede estar presente de diversas formas, en la parte externa se puede instalar una pequeña fuente, o bien estar en jarrones con flores.

Así como estas recomendaciones básicas mencionadas, hay muchísimas más que proporciona el Feng Shui que conviene profundizar para hacer de una casa de campo una estancia con todas las energías necesarias y tener así una vida armoniosa.

Elementos que aportan un toque especial

En lo que respecta al estilo decorativo, una casa de campo ideal tiene elementos para disfrutar del aire libre que las hacen únicas.

Podemos mencionar algunos ejemplos: una fogata portátil, un hermoso sofá colgante, una hamaca espectacular o una cama mecedora para el jardín, una ducha tropical, muebles inflables, una cocina de verano, un trampolín para los niños, una piscina normal o portátil, entre muchos otros.