Decoración Feng Shui Para La Oficina

El Feng Shui se ha convertido en una técnica milenaria que ha estado vigente desde hace muchos años, busca mejorar todos los aspectos que tiene que ver con la armonía de un espacio, de allí que hay mucho que saber y sobre todo que mover en la oficina.

Esta técnica se centra en la premisa que la colocación de algunos objetos y los colores que se emplean pueden ayudar a que la energía fluya y pueda transitar en el lugar de manera correcta, esto hace que influya en los negocios y en estado de ánimo de las personas.

Así mismo, resulta importante conocer todo lo que tiene que ver con la orientación de los objetos en la oficina, de esta manera el color, los objetos bien alineados y las plantas son ideales y se pueden conseguir el cometido que se busca.

El Feng Shui tiene consejos muy amplios, especialmente cuando se trata de la oficina, razón por la que es ideal conocer más detalles e información.

Feng Shui Para La Oficina
Feng Shui Para La Oficina

Colores feng shui para oficinas

Los colores son necesarios y vitales cuando se habla de Feng Shui porque se busca un equilibrio en el Ying y el Yang.

Esto significa que se evita la apatía y el nerviosismo. Algunos colores tienen el poder de inhibir muchas conductas humanas, donde los colores claros suelen ser los más utilizados.

Tonos naranjas y rojos

Se trata de colores que se asocian al fuego. Son ideales porque están perfectamente asociados a la vitalidad y la pasión, además ayuda a la creatividad, sin embargo, no es conveniente pintar una pared de estos colores porque pueden ser agresivo y debilitan enormemente la concentración.

Para evitar este conflicto, el Feng Shui aconseja colocar algunos objetos con estos colores que pueden no solo dar un toque magnífico a la decoración sino que se puedan equilibrar esas emociones y la energía del lugar.

Tonos blancos y grises

Estos dos tonos se les consideran como un color de metal. El blanco es ideal porque aporta luminosidad que a la vez se traduce en pureza, confianza y alta tranquilidad. Ayuda a que cada ambiente esté perfectamente ordenado y aseado visualmente.

Se trata de colores que pueden aportar mucho porque se centran en la objetividad, a concentración y tienen especial fluidez en lo que respecta a la concentración. Ahora bien, lo único que le falta es la calidez que toda oficina necesita.

Ante el problema anterior, un tono gris puede ser lo ideal, sobre todo cuando se busca una combinación de azules.

Tonos amarillos

El amarillo genera buenas emociones, ya sea de alegría o simpatía pero se debe tener cuidado con algunos de sus tonos porque pueden tener el efecto adverso y provocar ansiedad.

Tonos verdes

El verde se conoce como el color de la madera y tiene un importante efecto, el crecimiento. Además que es ideal porque ayuda a relajarse, es un color que recuerda a la naturaleza, sin embargo aquellos tonos muy claros pueden generar fatiga en la oficina.

Para que se entienda, el verde agua y lavanda son conocidos como los tonos de Ying que intervienen en la concentración mental. Para lograr un equilibrio es importante que Yang esté presente, esto puede ser a través de la colocación de objetos de colores determinados.

Simplemente el verde genera una ideas nuevas e ingeniosas por lo que se recomiendo tenerlo presente en las oficinas.

Tonos azules

Ayuda a la introspectiva y a crear una conexión con las emociones lo que resulta ideal cuando se trata del área de trabajo.

Tonos morados

El color morado es ideal cuando se quiere tener una sensación de sanación o de calma, algunas veces es muy necesario en el área de trabajo, por ello se puede emplear sus distintos tonos en las paredes o techos, aunque si esto no es posible, se puede colocar objetos de este color.

Plantas feng shui para la oficina

Las plantas también juegan un papel importante cuando se trata de alcanzar un equilibrio en la oficina, de allí que es bueno colocarlas en algún rincón, en el escritorio y lugares donde la energía se pueden estar distorsionando, bien porque no se pueden colocar objetivo para mejorarla o cualquier otra problema.

Jade

También conocida como la planta del dinero. Es una de las más populares del Feng Shui, según los expertos en estas técnicas, atrae la prosperidad y a la abundancia, además ayuda a mejorar o aliviar las tensiones y propicia un relajamiento y equilibrio.

Es ideal para las oficinas porque no requieren muchos cuidados, solo hay que tener el cuidado de regarla por lo menos dos veces por mes.

Bamboo

También se le conoce como la planta mágica o el bambú de la suerte. Se trata de una planta muy estética, resulta ser bella y con una notoria elegancia. Por lo general, posee una resistencia y tolerancia cuando se trata del mantenimiento mínimo.

Lo mejor de todo es que no necesita estar en contacto con la luz directa y puede perfectamente creer en los baños, cocina, sala o lugares que no tienen mucha claridad. Este tipo de planta solo requiere de agua limpia.

Palmera de salón

Se trata de otra planta que no requiere tantos cuidados o que pueden perfectamente vivir en los lugares oscuros. Su apariencia es grande y resulta ideal tenerla en la oficina porque proporciona un ambiente fresco y relajante. La raíz siempre debe estar húmeda, así que hay que regarla con frecuencia.

Potos

Es resistente y cumple una función de vital importancia porque tiene la capacidad de eliminar los tóxicos, de allí que el  formaldehído y el xileno que pueden producir los dolores de cabeza, náusea y vómitos.

Por otra parte, puede eliminar el benceno que puede producir efectos como taquicardia, mareos o fatiga. Es ideal para la oficina.

El Feng Shui busca mejorar la estancia de las personas en su lugar de trabajo, de allí que lo conveniente es ir colocando elementos de los colores que se han mencionado, en caso de que no se puede pintar una pared.